Tag-Archivo para » preguntas trivial niños «

Preguntan y preguntan sin parar

Llegan a los tres años y, de repente, se convierten en los diminutos preguntones de la casa. La edad del porqué acaba de llamar a sus puertas y ellos interrogan sin parar sobre el origen y fin de todas las cosas, sin apenas darnos tregua.
A partir de ahora, el comienzo del desayuno puede ser el siguiente:
-Mamá, quiero una manzana.
-Tómala, aquí la tienes.
-Mami, ¿y por qué quiero una manzana?
-Eso lo debes saber tú, no yo.
-¿Y por qué tengo que saberlo?… ¿Por qué?
-Porque fuiste quien pidió la manzana.
-¿Y por qué pedí la manzana?… ¿Por qué?

A la mamá, que aguanta estoicamente como sólo las mamas saben hacerlo, la pequeña Lucía la tiene loca con sus preguntas absurdas.
Sin embargo, esta incipiente exploradora no ha hecho ninguna formulación disparatada. Ella, simplemente, ha querido indagar sobre sí misma: “¿Por qué tengo deseos?”, “¿por qué los siento?”. Y si vuelve a cerrar el círculo preguntón con la misma reflexión del principio es porque, está claro, no ha quedado del todo satisfecha con la respuesta que le han dado.

¿A qué obedece su actitud? Primero, porque a su edad el desarrollo madurativo es insuficiente para poder hallar respuesta al origen del deseo humano; y segundo, porque ésa será una de las preguntas fundamentales que palpitará en su mente durante el resto de su vida.
“Los padres deben saber que, frente a esos continuos porqués, siempre va a quedar un plus de enigma sin resolver y que, además, es positivo que sea así”, opina el psicoanalista Guillermo. “¿Y por qué?”, saltamos inmediatamente los adultos. Porque, gracias a que quedó siempre una duda sin resolver cuando fuimos tan preguntones de chicos, de grandes continuamos con el deseo de indagar. Ese fleco suelto será el motor de nuestro afán de saber.