Tag-Archivo para » educar a niños de 0 a 6 años «

Como educar a un niño respetando su espacio

¿Por qué no promover algo en bien de las madres con niños pequeños? Si a las reuniones de vecinos de una casa, normalmente sólo acuden los cabezas de familia o sea, hombres en la mayoría de los casos pues que se cambien alguna vez los papeles! ¡Que se reúnan las madres para reivindicar sus derechos! Basta con que una de ellas toma la iniciativa y todas se mantengan firmes.
No podemos suprimir todas las limitaciones y represiones a las que están sometidos los niños. La sociedad se las impone a ellos tanto como a nosotros. Pero todas esas   represiones adicionales, las que salen de nuestros nervios, de la falta de espacio y nuestros condicionamientos burgueses, se suavizarán tomando en cuenta las sugerencias de este capítulo y usando un poco nuestra propia fantasía. Creo que con eso ya se habría ganado mucho.

Los niños necesitan su espacio

La habitación más grande servirá de leonera para los niños, la siguiente como salón y la pequeña como dormitorio para los padres.
Unos amigos míos, ella psicóloga y él militar (curiosamente), optaron por la primera solución. Habían pensado en cada uno de sus cinco hijos. En un extremo de la habitación más grande se extendía una mesa de casi tres metros de largo, donde trabajaban los padres y hacían sus deberes los hijos mayores. También servía para comer. Al fondo había un rincón alfombrado donde jugaban los dos pequeños. En un baúl viejo guardaban sus juguetes; en una esquina tenían montada una granja de madera con muchos animales y personajes. Dos sillones y una lámpara baja ocupaban el rincón más pequeño, el sitio donde descansaban los padres al final de la jornada. Cuando venía una visita, simplemente acercaban unos cojines marroquíes y el rincón de tertulia estaba listo. Las paredes estaban cubiertas de estanterías para libros, en los estantes más bajos había espacio para más juguetes. Las demás habitaciones eran dormitorios normales.

Como educar a un niño de 1 año

Hasta hace poco, los psicólogos sostenían la teoría de que un niño pequeño es totalmente egoísta. Según Jean Pia-get, el niño de menos de seis o siete años es demasiado egocéntrico como para comprender el punto de vista de otra persona e incapaz de preocuparse por los demás. También Sigmund Freud sitúa el despertar del super-yo, la conciencia moral, alrededor de los seis años. Y todo lo que hemos dicho sobre el niño testarudo, parece confirmar estas teorías.
Sin embargo, todas las madres saben que también un niño pequeño puede ser altruista y mostrar auténtica preocupación por sus semejantes. Maya Pines* escribe: Un chico de dos años tira su pelota y, sin querer, da a una niña en la cabeza. “He hecho daño a tu pelo”, dice y acaricia a la niña. Otro pequeño, una niña de sólo 18 meses, ve que su abuela se ha dormido en el sofá. Espontáneamente saca su propia manta de la cuna para tapar a la abuela.
Mi propio hijo, Gregor, tenía durante bastante tiempo la costumbre de consolar a cualquier afligido con un vaso de leche. Si veía llorar a uno de sus hermanos o si los padres nos mostrábamos abatidos o tristes, corría a la nevera, llenaba un vaso de leche (que a él le gustaba mucho) y lo ofrecía diciendo: Toma, bebe.