Archivo para la Categoría » Higiene bebes «

¿Hay que esterilizar el chupón cada vez que se cae al suelo?

Muchas madres tienen dudas a este respecto y toman acciones de acuerdo a como piensan que les resulta mejor. En realidad, es el pediatra quien debe indicarles hasta cuándo es necesario continuar esterilizando los chupones y biberones. En la actualidad, se suele aconsejar que esta medida higiénica se mantenga durante los dos o tres primeros meses (hasta los seis, cuando mucho). A partir de entonces, el bebé empieza a chuparlo todo y se considera suficiente un lavado a fondo con agua caliente y jabón. Lógicamente, la limpieza debe ser especialmente concienzuda con todo lo que se haya caído al suelo.
Después, es preciso enjuagar muy bien para que no queden restos de detergente. Cada cierto tiempo (una vez a la semana, por ejemplo) se pueden seguir desinfectando los artículos que más chupa (tetinas, biberones, chupones, mordederas, juguetes , etcétera).

Nostalgia del pañal

Claro está que estos consejos no garantizan el final de la edad de los pañales. Al principio, es posible que se interesen por la pélela y después pasen semanas sin prestarle atención. Otros la usarán de sombrero o se sentarán sin bajarse los pantalones. Y unos pocos utilizarán desde el primer día el inodoro (sobre todo, los que tengan hermanos mayores). Algunos, incluso, volverán a necesitar pañal después de unos meses (puede ser por el nacimiento de un hermano, fallecimiento de un familiar o separación de los padres). En cualquier caso, no debemos disgustarnos porque el pequeño haya vuelto a hacerse encima y, lo que es más importante, no hay que empeñarse en adelantar un acontecimiento que llegará, antes o después, como un paso más en el desarrollo del niño.

¿Debemos cortar el pelo?

Es inútil afeitar la cabeza del bebé porque aunque lo hagamos, incluso varias veces, no influirá para nada en el desarrollo normal del cabello. Si no se lo cortamos, se le caerá igualmente a partir de los tres meses, dando paso al pelo “de verdad”. Tampoco hay que preocuparse por si tarda en aparecer. El crecimiento del cabello es un proceso codificado genéticamente y no podemos acelerarlo.

¿Puedo bañarlo después de la toma?

Aunque la costumbre más extendida es bañar al bebé y a continuación alimentarlo, no existe ningún problema en anteponer la cena al baño, siempre que éste se realice inmediatamente después de amamantarlo o darle la mamadera. Si se mantiene esta precaución puede ser muy práctico asear al bebé tras la última toma del día, puesto que el agua lo relaja y lo ayuda a conciliar el sueño. Es importante, eso sí, no alterar constantemente su rutina. Sea cual sea la fórmula que se elija (primero el baño, luego la cena, o viceversa), debemos intentar respetarla.

Candidiasis en la boca del niño

Puede darse el caso de que, habiendo mamado sin problemas, empiecen a rechazarlo. Un motivo frecuente son los hongos en la boca (candidiasis). que con el roce del pezón les resultan dolorosos. Otro problema es el catarro. Al tener mocos y no poder respirar adecuadamente sueltan el pezón porque se ahogan. Es un problema puntual que termina en cuanto se cura del catarro. Lo mismo sucede con el dolor de oídos: cuando maman, mueven la mandíbula y eso les produce malestar. Si no delecta ese dolor, que a veces no produce fiebre, la madre no entiende por qué su hijo no se engancha.

Entonces, lo primero que piensa es que ha comido algo que disgusta al bebé cuando lo cierto es que hay muy pocos alimentos que puedan provocar irritabilidad o rechazo. No hay que sospechar ni de la leche ni de la madre. Puede ser que haya cambios en el sabor de la leche, pero son debidos a la ingestión de medicamentos por parte de la mujer. A veces puede ser un problema de alergia a algo que ha comido la madre. También hay cambios cuando vuelve la menstruación o si se produce un nuevo embarazo.

Línea de productos Johnson’s baby

Los productos de la línea JOHNSON’S BABY* llevan el sello ‘Clínicamente Comprobado” porque pasaron por estudios muy rigurosos con supervisión médica, realizados por encima de los estándares industriales habituales. Con procesos de fabricación controlados, estrictas normas microbiológicas y constantes pruebas de calidad: Son hipoalergénicos, puros, suaves y seguros.

Crema para Paspaduras

La piel del bebé es muy permeable e incapaz de defenderse de bacterias, infecciones y paspaduras que se originan en la zona del pañal. La causa: el amonio píeseme en la orina, el roce con el pañal, el ambiente húmedo y la sucloración excesiva. Pensando en esto, Johnson & Johnson desarrolló la nueva Crema para paspaduras JOHNSON’S BABY* con doble acción clínicamente comprobada. Su contenido de óxido de zinc previene las paspaduras generando una barrera de acción aniimicrobiana entre la piel y el pañal. Y su contenido de aceite de almendras, alanloína y Pro-Vitamina B5 alivia la piel del bebé, regenerando el tejido cutáneo y manteniéndola tan suave como el primer día.

Fase oral freud

Fase oral freud

Fase oral freud.
Para Sigmund Freud, la fase oral, en la que el niño percibe todas las sensaciones de placer a través de la boca, constituye la primera de las cuatro principales la oral. la anal, la fálica y la genital en el desarrollo de su libido, su impulso vital. Esta fase la sitúa en el primer año de vida, pero en realidad, el niño sigue metiéndose cosas en la boca durante bastante más tiempo. En cierto modo se encuentran vestigios de la fase oral aún en el adulto. Muchos fumamos no para introducir nicotina en nuestro cuerpo, sino para tranquilizarnos. Chupamos el lápiz o el bolígrafo cuando estamos nerviosos o nos mordemos los nudillos. ¿Qué diríamos nosotros si cada vez que lo hacemos una mano gigante nos diera un manotazo para obligarnos a dejar nuestro «vicio»?

Desarrollo integral del niño

Desarrollo integral del niño

Es un hecho que los niños pequeños se lo meten todo en la boca y no siempre se trata de chupetes recién esterilizados. Sin embargo, si no queremos hacer desgraciados a nuestros hijos, debemos dejarlos. En cuanto a la higiene se puede decir que alrededor del cuarto mes. el niño ya ha desarrollado tantos anticuerpos que un poco de suciedad no le matará. Naturalmente tenemos que seguir lavando los chupetes y todos los objetos en contacto directo con el niño. También hay que mantener limpia su habitación, fregando o aspirando el suelo todos los días y evitar que el niño tenga a su alcance objetos realmente peligrosos, como los que están pintados con productos tóxicos, o los que son puntiagudos, cortantes o tan pequeños que pueda tragárselos o metérselos por la nariz. Pero por lo demás, no debemos poner veto a su afán de descubrir el mundo a través de la boca.

Higiene para niños

Higiene para niños

Higiene para niños.
De todas formas, seguramente deben incidir factores muy fuertes para que a través del aprendizaje de los hábitos de limpieza se forme un carácter netamente avaro, estrecho y meticuloso u otro netamente abierto y desprendido. Existen muchas combinaciones y términos medios. Nuestros propios padres sabían muy poco sobre las implicaciones psicológicas y prácticamente a todos los que formamos hoy la generación de los adultos nos han enseñado a ser limpios a los diez, doce o catorce meses. Y no todos somos unos maniáticos de la limpieza ni avariciosos acumuladores de bienes materiales.