¿Qué entendemos por abuso sexual?

Muchas personas piensan que la agresión sexual implica siempre una violación. Esto no es así. Un abuso sexual se da siempre que un adulto (o un adolescente) utiliza su situación de poder para estimularse o satisfacerse sexualmente con la ayuda de un niño o una niña. Esto significa que el adulto, con el fin de excitarse, persigue al menor con miradas lúbricas, lo toca, le enseña sus órganos genitales, se masturba delante de él o le exige que lo masturbe a él.

También significa abuso sexual obligar (o convencer) al menor para mirar revistas o películas pornográficas o utilizarlo en fotografías o filmaciones de actos pornográficos. Las agresiones de este tipo no son nunca un desliz casual sino que se planifican cuidadosamente. El adulto siempre es consciente de la perversidad de sus actos con los menores y, por lo tanto, es el único responsable.

Categoría: Los Padres  Tags:
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>