Los bebés despiertos

Son bebés “incómodos”, sobre todo para los padres, que habían pensado que un recién nacido duerme la mayor parte del día, despertándose sólo para comer. Ningún niño se duerme sólo porque sus padres lo deseen. Por ello, la única forma de poder tener una vida medianamente normal consiste en llevar la cuna allá donde se encuentren los padres. Por lo general, será intranquilo y vivaracho también cuando sea mayor… O tal vez no. Pero, en cualquier caso, los padres deben estar preparados para aceptar que su hijo tiene una personalidad única.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>