Cómo elegir los zapatos

El pie de los niños se configura entre los tres y los ocho años. Durante esta época (salvo que existan anomalías detectadas por el médico) deben usar zapatos normales, sin plantilla especial; de cuero suave; que sujeten el pie mediante cordones o trabitas; da igual que sean botas o zapatos abotinados, pero no mocasines ni zapatos tipo bailarina, que dejan muy suelto el pie.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>