¿Puedo bañarlo después de la toma?

Aunque la costumbre más extendida es bañar al bebé y a continuación alimentarlo, no existe ningún problema en anteponer la cena al baño, siempre que éste se realice inmediatamente después de amamantarlo o darle la mamadera. Si se mantiene esta precaución puede ser muy práctico asear al bebé tras la última toma del día, puesto que el agua lo relaja y lo ayuda a conciliar el sueño. Es importante, eso sí, no alterar constantemente su rutina. Sea cual sea la fórmula que se elija (primero el baño, luego la cena, o viceversa), debemos intentar respetarla.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>