Contar cuentos para dormir

A partir de los tres años, podemos contarles cuentos, empezando por Caperucita Roja, Hansel y Gretel, La Bella durmiente… Los cuentos son importantes para los niños porque plasman los grandes temas de la vida: se premia a los buenos y se castiga a los malos, reinando al final siempre el bien y la justicia.
La poesía, siempre que les guste a los padres, puede dar un toque de oro a la comunicación con el niño. A los cuatro ó cinco años, ya entenderá alguna composición sencilla. Y si no la comprenden del todo, siempre les quedará la magia del recuerdo de unas horas entrañables.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>