Evitar la mamadera

En caso de que no quiera tomarlo, la madre debe sacarse la leche y dársela con una cuchara, una jeringuila o un vaso para evitar la mamadera. Y. mientras tanto, seguir ofreciéndoselo. Sobre todo cuando esté medio dormido, ya que los bebés que rechazan el pecho voluntariamente de día lo toman bien de noche o estando adormilados. ‘También es posible que no lo acepte en la postura clásica de mamar -señala el pediatra Carlos González-. Es posible que lo hayan vacunado y, al sujetarlo por las nalgas, sienta dolor. A veces, basta con cambku” de postura para engañarlo, por ejemplo, colocándolo en posición vertical como si estuviera en la mochila”.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>