Candidiasis en la boca del niño

Puede darse el caso de que, habiendo mamado sin problemas, empiecen a rechazarlo. Un motivo frecuente son los hongos en la boca (candidiasis). que con el roce del pezón les resultan dolorosos. Otro problema es el catarro. Al tener mocos y no poder respirar adecuadamente sueltan el pezón porque se ahogan. Es un problema puntual que termina en cuanto se cura del catarro. Lo mismo sucede con el dolor de oídos: cuando maman, mueven la mandíbula y eso les produce malestar. Si no delecta ese dolor, que a veces no produce fiebre, la madre no entiende por qué su hijo no se engancha.

Entonces, lo primero que piensa es que ha comido algo que disgusta al bebé cuando lo cierto es que hay muy pocos alimentos que puedan provocar irritabilidad o rechazo. No hay que sospechar ni de la leche ni de la madre. Puede ser que haya cambios en el sabor de la leche, pero son debidos a la ingestión de medicamentos por parte de la mujer. A veces puede ser un problema de alergia a algo que ha comido la madre. También hay cambios cuando vuelve la menstruación o si se produce un nuevo embarazo.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>