Bebés con diarrea

Causas: Puede tratarse de un virus en el sistema digestivo-intestinal. La segunda causa más frecuente suele ser la bacteriana. En este último caso los bebés sufren también vómitos, tienen fiebre y a veces se observa sangre en las deposiciones. Las infecciones víricas son más leves que las bacterianas. En las víricas hay vómitos y cacas blandas. En las otras hay vómitos, fiebre, cacas líquidas, pujos y sangre.

Qué hacer: Un pequeño que tiene diarrea pierde mucho líquido. Por consiguiente, debe beber mucho. Si todavía le damos el pecho, no hay problema, normalmente, en que sigamos haciéndolo. Si no se lo amamanta, debemos diluir la leche del biberón con agua en proporciones uno y uno. Por otra parte, los pediatras suelen recomendar también papilla de arroz (se vende en farmacias y establecimientos del ramo). Alrededor de los seis meses, se les puede dar también papilla de banana y puré de zanahorias bastante líquido. Si las deposiciones fueran muy acuosas, es recomendable compensar la pérdida de sales de alguna forma; por ejemplo, dándoles suero oral que se adquiere en farmacias o preparando una limonada alcalina (1 litro de agua hervida, 2 pastillas de sacarina, 2 limones, una pizca de sal y bicarbonato). En todo caso se debería consultar al pediatra, por lo menos por teléfono, y mantenerlo informado sobre lo que se está haciendo y cómo va evolucionando el bebé.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>