Castigos para niños y el papel de los padres

Castigos para niños: desde luego, el castigo no es el mejor camino para solucionar el problema, sea cual sea. Ante una conducta inadecuada y repetida, es necesario aunar esfuerzos y extremar la comunicación entre padres y maestros, en vez de buscar una resistencia protectora. Habitualmente, el chico que no atiende a las normas de su maestra suele tener un problema semejante en casa: el que se pelea con otros chicos en la escuela, a menudo se enfrentará también a sus hermanos. Hay mucho en común, entonces, a la hora de buscar soluciones a las posibles malas conductas de los niños. Y la charla constante y fluida entre padres y maestras debe ser el mejor método de educación.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>