Alimentación del bebé y el poder de los adultos

Alimentación del bebé: cuando el bebé necesita algo surge en él la imagen de aquellos objetos deseados encargados de saciar el hambre. Lentamente va dejando de ser pasivo frente a lo externo que lo moviliza, y se transforma en activo. Empieza entonces a mirar a su alrededor y como el hambre es la primera necesidad, todo lo que puede encontrar en la realidad tenderá a ser incorporado por la boca. Las cosas se tragan (aceptan) y se escupen (rechazan).

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>