El primer encuentro entre madre e hijo

Madre e hijo: todas las madres realizan el mismo rito en los primeros contactos con su hijo recién nacido. Cuando están solas con el bebé aún desnudito, tocan sus dedos, le dan un suave masaje en el tronco a base de palmaditas acompasadas y después centran toda la atención en sus ojos. Miradas de amor. El 70 por ciento de las primeras frases que la nueva madre dedica a su bebé (una vez que ha sido vestido y ocupa un lugar en la cama junto a ella) están relacionadas con el órgano de la visión y son similares a éstas: “Déjame ver tus ojitos”, “Mírame”… Muy atento. La madre sitúa sus ojos en el mismo plano vertical que los del bebé, y él, que tiene un excelente control de la motilidad ocular, la sigue también con su mirada. En la primera hora u hora y media de vida, si la mujer no ha sido anestesiada durante el parto, él estará alerta y responderá a los mensajes que recibe. Los padres no deben desperdiciar la oportunidad que ofrece este momento para establecer las primeras relaciones con su hijo recién nacido.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>