Pizarras para niños

PIZARRAS PARA EXPRESARSE.
Sobre los dos años, un niño comienza a hacer maravillas con un lápiz y un papel. “¡Esto es una casa!”, afirmará ante un amasijo de circunferencias y palitos. Pues sí, ¡y es preciosa! Es el momento para comprarle una pizarra grande donde pueda salir a flote su vena artística. Cuando empiece a aprender las letras, o los nombres, o los números, será un lugar donde pasaréis horas. Puedes utilizar un arrimadero como pizarra y tendrás un fantástico “dos en uno”. Por último, no te olvides del techo. Es un lugar hacia el que siempre miramos cuando somos pequeños, quizás porque soñamos que, algún día, lo tocaremos con las manos. Puedes confeccionar móviles con vivos colores, ayudada con sus manitas, y se extasiará en sus ratos de descanso. Invierte también en una lámpara que les alegre la vista cuando la dirijan hacia arriba. Les acompañará durante años. Será lo último que verán por la noche y una de las primeras cosas que les dará los buenos días.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
One Response
  1. TANIA LUVIANO says:

    PODRIAN ENVIARME LOS DATOS DE LA TIENDA PARA IR A COMPRARLOS
    GRACIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>