La alimentacion en la infancia

A COMER CON PAPÁ Y MAMÁ.
Cuando son muy pequeños, es normal que los niños coman separados de los adultos y en horarios distintos. Pero a partir de los dos años, es bueno que compartan al menos una comida al día con la familia. Disfrutarán, querrán probar novedades e imitarán hábitos.
ELLOS ESCOGEN.
Recientes documentos de consenso editados por ias más importantes sociedades de nutrición y de pediatría nos proponen lo siguiente: a la vista de que los niños son capaces de regular las calorías que toman variando su ingesta en las distintas comidas del día, conviene no insistirles para que se lo acaben todo si no tienen hambre. Los padres deben tener en eí hogar alimentos y bebidas saludables, y ofrecer la estructura de desayuno, media mañana, comida, merienda y cena, incluyendo la máxima variedad posible dentro de dichos alimentos y bebidas, pero los niños son los responsables de escoger qué comen y cuánto comen de todo lo que los adultos les ofrecen.
NORMAS FUNDAMENTALES.
¿Qué significa, en definitiva, “comer sano” en la infancia? Varias cosas. Lo primero, prestar atención al desayuno y a la merienda. No conviene “saltárselos”. Evitar el abuso de azúcar, refrescos y bollería, y aumentar el consumo de verdura y fruta En cuanto a bebida, el agua es fundamental. También es importante consumir más pescado que carne, limitar el consumo de embutidos y promover el de legumbres, frutos secos y cereales preferiblemente integrales. Y recordar que prohibir alimentos es despertar su interés, así que, siempre sin pasarse, es bueno comer de todo.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>