Higiene para niños

Higiene para niños

Higiene para niños.
De todas formas, seguramente deben incidir factores muy fuertes para que a través del aprendizaje de los hábitos de limpieza se forme un carácter netamente avaro, estrecho y meticuloso u otro netamente abierto y desprendido. Existen muchas combinaciones y términos medios. Nuestros propios padres sabían muy poco sobre las implicaciones psicológicas y prácticamente a todos los que formamos hoy la generación de los adultos nos han enseñado a ser limpios a los diez, doce o catorce meses. Y no todos somos unos maniáticos de la limpieza ni avariciosos acumuladores de bienes materiales.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>