Buena educacion

Buena educacion

La madre ideal finalmente, se merece mayor dedicación: «Está casi siempre alegre y mantiene unas relaciones especialmente cariñosas con su hijo. Nunca siente su presencia como una molestia ni mucho menos como una carga.
Varias horas al día se dedica a fomentar el desarrollo intelectual y anímico de su hijo, ayudándole y estimulándole.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>